TIPS DEL MES… “6 Claves para lograr un equipo ganador”

6 CLAVES PARA TENER UN EQUIPO GANADOR

Comencemos preguntándonos ¿Es posible concebir un equipo deportivo ganador ya sea de football soccer o de americano en un campeonato sin que haya realizado un excelente trabajo en equipo? Y…¿En nuestras empresas que estamos realizando?¿Trabajo en equipo o distribución del trabajo?

No podríamos definir lo que es un equipo exitoso sin analizar los puntos claves que debe poseer un equipo para poder alcanzar el éxito.

Construir un equipo exitoso significa comprometerse  todos y cada uno de los integrantes del equipo para alcanzar metas específicas con un resultado común. La eficacia en construir un equipo exitoso requiere planear, desarrollar y promover actividades para fortalecer las relaciones entre los integrantes y mejorar su desempeño

Para que puedas construir un equipo exitoso hay que considerar lo siguiente:

1. Fuerte liderazgo :

El tener un líder fuerte es de vital importancia, para cualquier organización que desee tener resultados a través de un equipo de trabajo. Leadership en inglés es liderazgo, pero si separamos la palabra leader-ship leader = líder y ship = barco en otras palabras es el “capitán del barco”  y es la persona  bajo esa analogía la que llevará al grupo a buen puerto.

La definición más común de liderazgo es  “proceso en el cual una persona influye a otras a lograr un objetivo común” dirigiendo a la organización de tal manera que logra la implicación y cohesión del mismo grupo.

2. Objetivo común:

El desarrollar y mantener una meta u objetivo en común dirige al equipo hacia el mismo punto, es decir  es dirigirnos todos juntos a un mismo puerto haciendo la analogía nuevamente del barco.

Lo importante es asegurarte de que los objetivos sean entendidos, que los miembros de tu equipo se comprometan, que el objetivo lo hagan suyo también. Esto solo puede ser alcanzado compartiendo lo que llamamos “la visión empresarial” donde el colaborador se vea incluido dentro de este sueño.

No podemos pensar en  trabajo en equipo sin pensar en  sinergia. La sinergia supone que los resultados de un equipo de trabajo pueden ser superiores a la suma de los esfuerzos y capacidades de cada uno de los miembros de ese equipo. Pero eso va a depender de una buena organización y de que el objetivo sea realmente, comprendido y aceptado por todos los integrantes del equipo de trabajo. Y es necesario fomentar un ambiente de confianza entre los miembros del equipo.

Cuando tiene lugar el efecto sinergia, los resultados del equipo de trabajo son superiores a los esperados, generando una gran motivación y una gran cohesión o unidad del equipo. Por eso, la sinergia se representa del siguiente modo:     2+2 > 4

3. Reglas definidas:

Al momento de pensar en trabajo en equipo debemos establecer reglas claras. Nos referimos con esto que cada quien debe tener sus responsabilidades bien definidas además de contar con toda certeza lo que aporta al grupo su participación activa hacia el resultado meta.

Las reglas siempre servirán para proteger a los participantes de un equipo de que todo sea por el bien común. Es  importante mencionar que cuando no existen esas reglas claras lo único que se logra es paralizar al equipo entre otras cosas, pues no saben hacia dónde dirigirse, el equipo parece un pulpo con patines tratando de desplazarse; no se sabe si ira hacía adelante, atrás ó hacia los lados.

4. Generar un plan de acción:

¿Quién hace qué y para cuando? Sin un plan de acción, el esfuerzo de las personas no puede ser dirigido exitosamente hacia un objetivo en común. La falta de un plan de acción significa la falla en el logro de los objetivos. El plan de acción está definido de entrada “en la misión de la empresa” ahora es cuando hay que definir cada una de las participaciones y para esto debemos contar con toda estructura organizacional como un organigrama, políticas generales y de departamento, guías de procedimiento y manuales en general.

5.  Apoyar a tomar riesgos:

Quienes dirigen a un equipo exitoso deben de apoyar a su equipo y alentar a  que participen   innovando  y aportando mejoras y cambios positivos. El modelo de crecimiento debe ser “kaizen” que en japonés se refiere al “cambio a mejor” ó más conocido como  “mejora continua” donde la recomendación es, después de cualquier cambio importante estabilízate, repitiendo el proceso continuamente  y así se logrará un crecimiento sostenido y cuidando riesgos calculados.

6. 100% Involucramiento incluyente:

Los resultados son de todos, pero esto no es obvio a menos de que se vean los miembros del equipo como parte del resultado. La filosofía dentro del proceso debe ser siempre “ganar-ganar” donde todos y cada uno de los miembros se ve beneficiado, donde hay un respeto propio y por los demás. Donde se permita una apertura al conflicto sano y se puedan establecer compromisos serios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>