PARA PENSAR UN RATO… La lógica de Einstein…

Imagen7

Dos niños patinaban en un lago congelado de Alemania. Era una tarde nublada y fría. Los niños jugaban despreocupados. De repente, el hielo se quebró y uno de los niños se cayó, quedando preso en la grieta del hielo. El otro, viendo su amigo preso y  congelándose, tiró un patín y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas hasta, por fin, conseguir quebrarlo y libertar el amigo. Cuando los bomberos llegaron y vieron lo que había pasado, preguntaron al niño:“¿Cómo conseguiste hacer eso? ¡Es imposible que consiguieras partir el hielo, siendo tan pequeño y con tan pocas fuerzas!” En ese momento, el genio Albert Einstein, que pasaba por allí, comentó: – Yo sé cómo lo hizo. – ¿Cómo? – Le preguntaron. “Es sencillo, respondió Einstein, no había nadie para decirle que no era capaz”.

 

“Dios nos hizo perfectos y no escoge a los capacitados, sino que capacita a los escogidos”.
Hacer o no hacer algo, sólo depende de nuestra voluntad y perseverancia’. (Albert Einstein)

Conclusión :

Preocúpate más con tu consciencia que con tu reputación. Porque tu consciencia es lo que eres, y tu reputación es lo que los otros piensan de ti.  Lo que los otros piensan, es su problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>